Drones para la construcción: una nueva forma de ahorrar tiempo y presupuesto

Una investigación realizada por Dodge Data Analytics y McKinsey Company encontró que el 53% de los proyectos de construcción típicos se completan con retraso y el 66% superan el presupuesto original. Esto no es nuevo y cualquiera que se dedique a la construcción sabe bien que son problemas más que comunes… los grandes dolores de cabeza de la construcción.

Antes de los drones, documentar el progreso de una construcción era un desafío, ya que requería un seguimiento en papel o con fotografías de aeronaves tripuladas, tanto inexactas como caras. Esto dificultó que las empresas de construcción detectaran los problemas en forma temprana. Hoy, una de las propuestas para solucionar estas áreas de oportunidad, es el uso de drones.

Si bien los drones son nuevos en la construcción, estos han recorrido un largo camino en poco tiempo. Hace tan solo cuatro años, las empresas tenían que repartir miles de dólares y soportar un proceso de varios meses para obtener un topógrafo o la autorización para volar un drone. Hoy, las cosas son mucho más sencillas, y los beneficios innegables:

Monitoreo del progreso del sitio de construcción

La documentación diaria del sitio permite a los administradores determinar si los contratistas están alcanzando sus objetivos y, si no lo están, hacer las modificaciones necesarias para que un proyecto vuelva a encarrilarse. Las capacidades de entrega de fotografías en tiempo real de los drones no solo aceleran este proceso, sino que también pueden reducir semanas fuera de la línea de tiempo del proyecto.

Los equipos de construcción también pueden esperar que los drones pronto sean capaces de entregar chequeos de seguridad programados y reportes de análisis de almacenamiento programados diariamente.

Visualizaciones dinámicas

Los drones pueden capturar rápidamente imágenes aéreas de un sitio que se pueden unir para producir mapas HD y modelos 3D. Al ser capaces de volar tan cerca de un sitio, los drones pueden llegar a una resolución de medio centímetro por píxel, lo que permite a los topógrafos detectar fácilmente problemas como grietas y tejas dañadas, incluso en lugares difíciles de alcanzar lugares

Racionalización de la comunicación y la colaboración.

Los drones simplifican la comunicación y el intercambio de información, tanto interna como externamente.

Después de completar los vuelos de fotografía aérea, pueden generar informes de progreso inmediatamente, entregando datos visuales actualizados y fácilmente digeribles. Estos informes se pueden enviar directamente a la sede, manteniendo actualizados los avances de un alto nivel sobre el progreso de un proyecto. Al traer el sitio a la oficina, los contratistas pueden hacer referencia fácilmente a los mapas anotados y otros datos para abordar con mayor eficacia los problemas actuales del sitio durante las reuniones.

Con más de la mitad de los proyectos de construcción que no alcanzan sus plazos y objetivos financieros, es crucial que las empresas busquen nuevas tecnologías para encontrar una solución a esta tendencia. Con los drones, las empresas abren el potencial para completar antes de lo previsto y por debajo del presupuesto. ¿Has considerado utilizar los beneficios de esta tecnología para tus proyectos de desarrollo?